Autor Tema: Pesadilla en la cocina [5ª TEMPORADA] Programas 57, 58 y 59 RESTAURANTES Némesis, Don Pollo y Ele  (Leído 170 veces)

Bookmark and Share 0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Musakola

  • Administrator
  • Hero Member
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 75993
  • -Recibidas: 43315
  • Mensajes: 20127
  • Sexo: Femenino
  • ...Más líbranos del mal humor, AMEN. :D
    • Mi canal de Youtube


PESADILLA EN LA COCINA

5ª TEMPORADA

Programa 57 RESTAURANTE  Némesis

“Pesadilla en la cocina” comienza temporada con una misión excepcional, en la que Alberto Chicote se subirá a un barco para intentar reflotar el restaurante de lujo que hay en él. Su dueño, Fred, un francés carismático y emprendedor, lo describe como un negocio refinado y de alto nivel. Sin embargo, la realidad es algo distinta: las camareras son gogós, el propietario está empeñado en servir chuletones en alta mar y por no haber no hay ni mesas. Una estampa cómica al tiempo que desalentadora que Alberto Chicote intentará reconducir para salvar el negocio que se está llevando por delante todos los ahorros del millonario dueño..




Programa 58 RESTAURANTE  Don Super Pollo

Alberto Chicote llega al restaurante 'Don Super Pollo' y decide pedir en el servicio que ofrecen para llevar la comida en el coche. Tras pedir medio pollo, el chef de Pesadilla en la cocina se da cuenta que le han cobrado uno entero. Alberto Chicote se encuentra con que los clientes empiezan a devolver los platos. Una lasaña congelada despierta las tiranteces entre el chef de Pesadilla en la cocina y el jefe de cocina.
 Alberto Chicote empieza a desesperarse en el inicio del servicio de reapertura del 'Don Super Pollo'. El jefe de cocina está paralizado y bloquea el servicio. El chef de Pesadilla en la cocina no da crédito..





Programa 59 RESTAURANTE  Ele

Alberto Chicote se vuelve a embarcar en una misión internacional y viaja hasta Utrecht, pintoresca ciudad de los Países Bajos, para visitar el ELE, un restaurante español que después de años de éxito y gloria comienza a hacer aguas. El local está regentado por un extrovertido paraguayo con raíces españolas, amante del flamenco y a veces más entusiasmado en montar su singular espectáculo –él lo llama dinner show– que en controlar el negocio. Será el dueño más imprevisible de la temporada, capaz de cantar subido a las mesas o impedir el paso de los camareros mientras dura su actuación entre mesa y mesa.
 Las actuaciones de Fermín colapsan el servicio, algunos clientes se sienten incómodos ante la fiesta en la que el dueño convierte lo que creían que sería una agradable velada y la cocina es un auténtico caos en el que algunos de sus cocineros desconocen los platos. .






ENLACES DE DESCARGA:  PINCHA AQUI



 


Este sitio se mantiene online gracias a la publicidad.