Autor Tema: La condición humana (III): La Plegaria del Soldado (1961)[DvdRip][Dual Esp/Jap][Bélica]  (Leído 144 veces)

Bookmark and Share 0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado jomelica

  • Uploader
  • Hero Member
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 1430
  • -Recibidas: 4020
  • Mensajes: 1727
  • Sexo: Masculino










Título original
    Ningen no joken III (The Human Condition III: A Soldier's Prayer)
Año
    1961
Duración
    190 min.
País
    Japón
Director
    Masaki Kobayashi
Guión
    Masaki Kobayashi, Zenzo Matsuyama, Koichi Inagaki (Novela: Jumpei Gomikawa)
Música
    Chuji Kinoshita
Fotografía
    Yoshio Miyajima (B&W)
Reparto
    Tatsuya Nakadai, Michiyo Aratama, Yusuke Kawazu, Tamao Nakamura, Chishu Ryu, Taketoshi Naitô, Reiko Hitomi, Kyôko Kishida, Nobuo Kaneko, Fujio Suga, Keijiro Morozumi
Productora
    Ninjin Club / Shochiku Kinema Kenkyû-jo
Género
    Bélico. Drama | II Guerra Mundial. Secuela

Sinopsis
    Tras ser derrotados por los rusos, Kaji y los pocos hombres de su unidad que han sobrevivido emprenden una larga marcha en un intento desesperado de llegar a territorio amigo. Tras sortear no pocas dificultades, Kaji se ve obligado a rendirse y es enviado a un campo de prisioneros en Siberia.

Críticas

        La última película de la trilogía "La condición humana" es quizá también la mejor. Kaji y lo que queda de su compañía emprenden un extenuante viaje hacia el sur, en el curso del cual se tendrán que enfrentar a los enemigos rusos y chinos, pero también a sus propios compatriotas, ya sean soldados desnortados por la derrota o civiles resentidos con el ejército. Como siempre, el viaje físico es también un viaje interior, en el curso del cual el desencanto del comunismo y la denuncia de la violencia y el orgullo japonés son solo parte del proceso mucho más amplio que experimenta su recto protagonista: la progresiva pérdida de fe en la naturaleza humana, incluida la suya propia. Finalmente, el único motor de su penosa existencia acabará siendo el deseo de reencontrarse con su esposa. Si la primera mitad se apoya en una estética arriesgada, marcada por los planos holandeses, los congelados y la voz en off, la segunda vuelve a un cierto clasicismo para subrayar el tono épico y dramático del relato. Un bello final cierra una de las más sólidas, profundas y emotivas muestras de humanismo cinematográfico, que por momentos coloca a su autor a la altura de Kurosawa, Renoir o Ray.
        Daniel Andreas: FILMAFFINITY













(click to show/hide)






Unir con Winrar


(click to show/hide)




Desconectado riogordo

  • Hero Member
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 696
  • -Recibidas: 778
  • Mensajes: 822
  • Sexo: Masculino
.... y San SeAcabó.
Gracias en triplicado ejemplar y con póliza de tres pesetas.

 


Este sitio se mantiene online gracias a la publicidad.